noviembre 16th, 2016 | | Mindfulness, Sin categoría

Conciliación familiar y emprendimiento… ¿Sí se puede?

Pocas sensaciones son tan agradables como disfrutar de la compañía de personas que fluyen  en tu misma dirección. Por eso, cuando hace un par de semanas acudí al #SaturdayCoffee organizado por Cofamily Coworking  para asistir a la intervención de Usúe Madinaveitia de Mami Concilia me sentí como en una reunión de amigos en el salón de casa. Sé que esa era la intención de Pame Cepeda, la emprendedora granadina que promueve estos encuentros sobre emprendimiento y conciliación familiar en un espacio tan bonito por dentro –por sus aspiraciones- como por fuera –por su interiorismo-. Así que sí, desde aquí se lo digo: lo logró.

Pame Cepeda, impulsora de COfamily un coworking que facilita la conciliación familiar

Pame Cepeda, impulsora de COfamily,  un coworking que facilita la conciliación familiar

Escuchar a Usúe narrar su trayectoria hasta llegar a convertirse en la autora de la web mejor posicionada en materia de conciliación familiar fue de lo más inspirador que he oído en mucho tiempo. Desde que empezó a hablar sentí una profunda empatía con esta periodista convertida al marketing, como yo, que sufrió una profunda transformación en su forma de ver la vida cuando experimentó la maternidad y entendió en la plenitud de su significado la palabra conciliación.

No voy a detenerme ahora a contar mi tormentosa historia con la conciliación familiar y laboral porque la propia Usúe me invitó a hacerlo en su blog y tengo esta tarea apuntada en la agenda para hacerlo más adelante. Sólo apuntaré que cuando oyes por boca de otra persona lo que tú tantas veces has pensado te invaden unas ganas locas de gritarle al mundo: EEEEEH, NO ESTÁS SOLA/O!!!!!!

Tampoco me voy a poner a explicar los mil proyectos que me surgieron tras asistir al Saturday Coffee de Cofamily Coworking y escuchar los testimonios de otras mujeres sobre su experiencia personal con la conciliación que en algún momento de su vida se vieron forzadas a sacrificar familia o trabajo para no sentir que fracasaban en ninguno de los dos ámbitos. Y no lo haré porque prefiero madurar mis planes y ejecutarlos en lugar de escribir sobre ellos porque como dice Víctor Martín (que en las últimas semanas me ha estado preparando para el (re)lanzamiento al espacio sideral de este pequeña pirámide con su curso Rocket Blogger): ES HORA DE PASAR A LA ACCIÓN.

Emprender bajo el paraguas de la conciliación familiar

Pues pasaré a la acción, sí señor. Como pasaron a la acción a Usúe, Pame y Patricia, esta última promotora de Tutakaboo, una genialidad surgida de la necesidad de reinventarse (¡cómo no!) de una pareja de arquitectos basada en placas de pvc y piezas para ensamblarlas con las que niñas y niños pueden crear construcciones ¡casi habitables! Escuchando a Patricia te das cuenta de lo difícil que es sacar adelante una idea pero también de cómo la ilusión es inasequible al desaliento. Patricia, me quedo con tu hermosa metáfora sobre el emprendimiento:

“Es como hacer un castillo de arena en la playa, conforme vas construyendo vienen la olas y arrastran con ellas algunas partes que tienes que reconstruir rápido para que el castillo no se caiga”.

Os deseo de corazón que vuestro castillo crezca lo suficiente como para que ninguna ola pueda tirarlo.

Charla sobre ejemplos de conciliación familiar y emprendimiento

Disfrutamos de una charla sobre conciliación familiar en un ambiente muy distendido en que ¡también se podía conciliar asistiendo con los peques!

Sobre el coworking de Pame, supongo que conocéis este tipo de espacios preparados para acoger a trabajadores por cuenta propia que no quieren convertir su casa en la oficina y necesitan un espacio propio para desempeñar sus tareas, con mesa de trabajo propia, conexión a internet, sala de reuniones, office… a cambio de un modesto alquiler. Eso es más o menos lo que define un coworking convencional pero, bajo mi punto de vista, el auténtico valor de un espacio de este tipo radica en quien lo habita y lo regenta, es decir, en las personas que le dan sentido (cómo sieeeeempre). Y en este caso, el sentido último está íntimamente relacionado con la conciliación.

Por dar una tregua a los anglicismos aparcaré el termino networking, pero es eso, ya sabéis, las relaciones humanas que tejen acuerdos, planes de negocio, colaboraciones ventajosas para todas las partes. Win-win! Jajajaja, …se me escapan.

20161105_10160820161105_101829 20161105_101632bizcocho casero de chocolate

Y ahora me centro en la ‘gracia’ de Cofamily, ese punto que lo hace distinto al resto y el motivo por el que mi barca recaló en esta playa y en no en cualquier otra. Tocada por la inspiración de la maternidad (sí, sí, esa que te sobreviene cuando tu hijo/a se pone a berrear cuando tratas de separarte de él/ella para atender cualquier otro asunto que no sea su persona) Pame se percató de que la vuelta al trabajo sería más fácil si, al menos durante los tres primeros años de vida de un niño/a, su madre y/o padre pudieran evitar la separación durante toda la jornada laboral, favoreciendo así la conciliación de ambos roles. Por eso, cuando imaginó Cofamily lo hizo con una ludoteca anexa a la oficina, separada del espacio de trabajo pero favoreciendo el  contacto visual entre padres e hijos.

Toparme con Cofamily ha sido un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando buscaba información sobre otra cosa distinta… eso que llaman una serendipia, también en la segunda de sus acepciones: tener la sensación de que has hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que buscabas. En cualquier caso, soy de las que atribuye muy poco a la casualidad o la suerte así que me lo tomaré como un empujoncito del destino para que, de una vez por todas, me ponga a hacer aquello para lo que estoy llamada…

Seguiremos informando.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>