septiembre 23rd, 2016 | | Mindfulness

Por una medicina integral, alegato en favor de las terapias alternativas

Lo confieso. Creo en las terapias ‘alternativas’ y me irritan los comentarios que las ridiculizan o directamente atacan a quien cree en ellas.OMG!

Me decido a escribir sobre este tema tras pasar más de una hora cuestionándome la conveniencia de compartir con alguien aquejado de depresión severa un artículo de Enric Corberá que, para quien no lo sepa, es un psicólogo catalán especializado en algo que él denomina BioNeuroEmoción y que, en resumidas cuentas, no es más que tratar de indagar en las emociones que subyacen tras las enfermedades, abordarlas con la categoría de posible causa e incluirlas como parte del tratamiento para sanar al/la paciente. Esto que parece de cajón, es la caja de los truenos para los escépticos.

Matizo, matizo… Es la caja de los truenos para los escépticos porque rápidamente se asocia a un abandono por parte del enfermo del tratamiento farmacológico prescrito por el especialista y claro, ahí coincido, ¡faltaría más! ¿Por qué iba una persona enferma a renunciar a los avances de la medicina para combatir con todas las armas a su alcance su enfermedad? Y es que en esta sociedad acrítica, pareciera que allá por los 11 años nos extirpan la capacidad analítica de tal forma que el mundo se nos divide en dos partes que no se pueden mezclar: cosas que son una mierda y cosas que son una maravilla.

Dedicar unos minutos al día a escuchar a nuestro cuerpo daría respuesta a muchas de nuestras dolencias

Dedicar unos minutos al día a escuchar a nuestro cuerpo daría respuesta a muchas de nuestras dolencias

Antes de seguir chapoteando en este charco, quiero alejarme de las teorías del polémico Enric Corberá de cuyo método de consulta “humanista” me quedo con el acompañamiento a la persona para que encuentre los factores inconscientes que condicionan sus comportamientos. “Darse cuenta de dichos factores y actuar en consecuencia permite lograr una mayor coherencia emocional, y por ende, un mayor estado de salud”. Amén.

Esto me recuerda mucho a algo que tod@s hemos oído alguna vez sobre la influencia del estado de ánimo sobre el sistema inmunológico de los enfermos oncológicos. Pero volvamos a lo que nos ocupa, el mensaje que transmiten las voces que están fuera del ‘sistema’.

¿Se puede abordar un diagnóstico y/o tratamiento sin que el propio enfermo/a tome consciencia de los orígenes de su enfermedad? ¿Es aceptable/preferible que el tratamiento se limite a la medicación sin ahondar en los factores emocionales que pudieran estar implicados? Habrá que ir al fondo de la cuestión, poner freno a los hábitos que le autodestruyen además de recetarle pastillas ¿no?

Raíces como el jengibre y semillas como el lino, el sésamo... en la antigüedad no había más medicinas que estas ¿por qué dejar de recetarlas?

Raíces como el jengibre y semillas como el lino, el sésamo… en la antigüedad no había más medicinas que estas ¿por qué dejar de recetarlas?

¿Hay algún argumento de peso entre los escépticos que pueda convencerme de que no sirve para nada o es negativo “darse cuenta de la existencia de factores inconscientes (malos hábitos, falta de higiene mental) y actuar en consecuencia (información y psicoterapia en caso necesario) para lograr una mayor coherencia emocional (aceptación y conocimiento de la enfermedad), y por ende, un mayor estado de salud (prevención y  tratamiento)?   ¿Dónde se vende el fármaco que desempeña esas funciones?

Que sí, que sí… que no es precisamente la prudencia el motor de ventas de libros, cursos y conferencias de Enric Corberá y su BioNeuroEmoción. Pero quiero que me sigáis en la línea por la que voy, que no es otra que la de subrayar la importancia que TAMBIÉN tiene en la curación el tratamiento de las enfermedades desde la óptica de la medicina ‘alternativa’

Huertoterapia en Vegaurbana :)

Huertoterapia en Vegaurbana :)

Voy a poner otro ejemplo, quizá mucho más conocido, el de la médico de familia y superviviente de cáncer Odile Fernández. Esta mujer vende libros a cascoporro ante la indignación de muchos escépticos o cientifistas y es que es indudable su olfato para los negocios en torno a un tema tan delicado como controvertido: la curación del cáncer a través de la alimentación.

recetas-anticancer

La señora Odile emplea términos y construye frases tan sensacionalistas como: “Las algas, quimioterapia del mar” o “Los frutos secos ‘secan’ el cáncer” o “Los cítricos eliminan el cáncer”. De acuerdo, no vale todo para vender libros y dar conferencias.

Ahora bien. Cualquier persona sobre la faz de la Tierra que adopte la pauta de alimentación recomendada por la doctora Odile mejorará su estado de salud a todos los niveles físicos y mentales. Colesterol, diabetes, obesidad, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, cardiopatías y… sí, el riesgo de padecer cáncer. Dudo de que la alimentación pueda sanar por sí sola una enfermedad como el cáncer, cuya curación vía farmacológica está siendo investigada con avances tan reveladores como insuficientes para erradicarlo, pero la realidad es que existen factores de riesgo relacionados con la dieta sobre los que podemos (y deberíamos) tomar medidas. Luego habrá otros que se escapen de nuestras manos, como los de tipo genético o ambiental.

¿Pócima mágica? NO ¿Fórmula para ayudar a tu cuerpo a 'evacuar' lo que no le sirve? SÍ

¿Pócima mágica? NO ¿Fórmula para ayudar a tu cuerpo a ‘evacuar’ lo que no le sirve? SÍ

Por otra parte, ¿qué sentido tiene apostarlo todo al tratamiento con quimioterapia mientras se mantienen hábitos alimenticios que reman en sentido contrario? ¿Qué efectos tiene sobre el estado de ánimo de los enfermos oncológicos empoderarles en la lucha contra su enfermedad en lugar de resignarlos a ser meros espectadores de la evolución de un tratamiento químico ante el que poco o nada pueden hacer más que aceptar sus efectos y ‘rezar’ lo que se sepan para que funcionen? (ah no… que tampoco está científicamente demostrado que rezar cure, olvidadlo)

La mayor amenaza no son las terapias ‘alternativas’ sino la difusión masiva, consentida y aceptada de mensajes ‘oficiales’ contradictorios. Pero nadie pierde su tiempo en encender debates contra ellos: se toleran, se practican y se difunden como la pólvora…

mensajes-contradictorio-ninos

Sería bueno combatir con la misma ferocidad la falta de honestidad que se esconde tras declaraciones de la industria alimentaria como las de la gama de embutidos Sanissimo (que, por cierto, ha evolucionado a Cuida T+ … mucho mejor, sí señor…), por poner solo un ejemplo. Cola-Cao Complet (complet-amente azucarado, para ser más exactos), Don Simón Funciona (si lo que quieres es hincharte, funciona muy bien), Cereales Fitness (si después de comértelos te vas al gimnasio serán fitness, claro, si no…) Minute Maid Detox (qué chiste tan bueno)…

¿Cuántos padres damos de desayunar y/o merendar a nuestros niñ@s cereales de la rana, el tigre o el león porque los cereales son sanos?  ¿Cuántas personas con sobrepeso cambian las tostadas, los potajes o el vino por refrescos, galletas o cereales light absolutamente convencidas de que están mejorando su alimentación? Pero esto no saca de quicio a nadie ni da pie a encendidas críticas contra los fabricantes y eso que el afán de lucro es el mismo, el alcance mucho mayor y los efectos adversos contrastados.

Saníssssssísssssssssimo

Saníssssssísssssssssimo

Levantarse temprano, saludar al sol, meditar durante diez minutos, tomar un vaso de agua templada con limón en ayunas, trotar 30 minutos, tomar una ducha de agua caliente y terminarla con fría, beber una taza de té verde, comer ecológico, descartar determinados alimentos de origen animal, beber mucha agua, estirar el cuerpo, incorporar las semillas a tus platos, caminar descalz@, recitar un mantra, rezar, ponerte a prueba física y mentalmente, retirarte a un lugar silencioso, abrazar un árbol, tumbarte sobre la hierba,  pasear por la orilla del mar, leer libros que te hacen reflexionar, sudar, reír a carcajadas, llorar como un bebé, observar y aprender, tomar consciencia del instante presente, arrancar malas hierbas, oler tomates recién cortados de la mata, cocinar al vapor, dar las gracias, pedir perdón, perdonarte, aceptar, aceptarte, respirar abriendo el pecho y empujando el diafragma hacia arriba, soltar el aire haciendo ruido, apretar los puños y abrir las manos, encender una vela, untarse las heridas con aloe vera, cubrir la piel de aceite de rosa de mosqueta, permanecer en asana invertida, escanear tu cuerpo con la mente, dormir desnud@, abrazar, abrazarte, … No se vende en farmacia y sin embargo, cura.

En el empeño por negar la mayor sobre los beneficios de adoptar determinadas pautas de conducta, un estilo de vida, una visión holística del cuidado de la salud… los escépticos se llevan por delante un montón de creencias que, sin contar con el respaldo de un meta análisis, son el sustento del bienestar de mucha gente. Sencillamente porque se sienten bien. Aunque escueza reconocerlo. Porque “el poder de la mente sobre el cuerpo es ilimitado” (Suzanne O’Sullivan, neuróloga en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía de Londres)

2 comentarios en “Por una medicina integral, alegato en favor de las terapias alternativas

  1. Me enamoré, amor a primera vista de todo !!!! Comparto tu estilo de vida, hago muchas de esas cosas no todas, pero de ahora en más te sigo hasta el fin.. y adoré lo -…abrazar un árbol, rezar, perdonar etc…. tambien cura jajajajja !!! Si me vieras las veces que me abrazo a los árboles, pude ver que no soy tan loca como creía …!Bendita locura!

    Soy antiremedios cuando no son necesarios, y estoy por adoptar la vida sin carne, pero en mi tierra Esther esta complicado jajaja!! acá es todo VACAS … y mas VACAS…. lo que la comida típica es el asado…. amo estar en españa y ahí nunca me enfermo del estómago…porque será?? hahha !!!!

    • Mil gracias Macarena. Allí tenéis muy buenas vacas… será difícil renunciar a ellas. España es un país más agrícola que ganadero y el vacuno es más de leche que de carne, con honrosas excepciones como la ternera de Ávila. Yo no soy animalista, creo que el equilibrio natural de la cadena alimenticia contempla un ser humano omnívoro, aunque estoy en contra de inferir sufrimiento gratuito a cualquier ser vivo. Por eso, si como productos de origen animal procuro que provengan de animales criados en libertad o en condiciones de bienestar. Siempre digo, medio en broma aunque totalmente en serio, que sólo como jamón serrano y cuanto más bueno mejor, precisamente porque es un ejemplo de que cualquier ser vivo que acabe sirviendo de alimento a otro debe haber vivido bien. El sufrimiento no puede dar como resultado salud.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estos atributos y etiquetas HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>